Le Cabanon de Le Corbusier en la ETSAC

En 1949 Charles-Edouard Jeanneret [ Le Corbusier] se trasladó a Roquebrune-Cap-Martin para realizar el Plan de Bogotá, junto a José Luis Sert.

Chiringuito “La Estrella de Mar

Es en este momento, cuando entra en contacto con Thomas Rebutato, dueño de un chiringuito de comidas, La Estrella de Mar, con quien establecerá una profunda amistad. En 1952 Le Corbusier costruirá Le Cabanon adosado al chiringuito.

Le Cabanon es una pequeña construcción, de 16 metros cuadrados, está íntegramente hecha en madera, si bien el carácter del exterior difiere bastante de su interior. Por fuera cubierta de pedazos de troncos, maderas disponibles en el entorno, en cambio en el interior recurre a maderas contrachapadas, perfiles más propios de un montaje temporal que de una construcción definitiva, materiales elaborados industrialmente y un elevado grado de sofisticación.
Según relata Le Corbusier:

El 30 de diciembre de 1951, en la esquina de una mesa de un pequeño chiringuito de la Costa Azul, dibujé, para regalárselo a mi mujer con motivo de su cumpleaños, los planos de una cabañita que al año siguiente construí sobre un peñasco batido por las olas. Estos planos fueron hechos en 3/4 de hora. Son definitivos, nada he cambiado. La cabañita fue realizada tras pasar a limpio aquel dibujo.

En cambio, el diseño detallado del interior tardará más de 6 meses. El proyecto fue llevado a cabo por varios colaboradores, entre ellos Jean Prouvé y Charles Barberis, pioneros de la construcción industrial, preocupados por los 16 metros cuadrados de Le Cabanon.
En 1952 Jean Prouvé deja de colaborar, lo que provoca el reemplazo de algunas piezas originalmente diseñadas en acero por otras más simples hechas en madera, que encontramos en la versión definitiva.
Le Cabanon fue completamente prefabricado y supervisada su construcción por Le Corbusier. Su fabricación se realizó en los talleres de Barberis en Ajaccio (Córcega). Fue transportado en piezas por mar, y en tren hasta la estación de Cap-Martin, posteriormente Rebutato, dueño del chiringuito y amigo de Le Corbusier, trasladaría las piezas hasta el terreno de La Estrella de Mar.

El montaje fue realizado por Barberis y un ayudante, bajo la supervisión de Jacques Michel, en representación de Le Corbusier.

El exterior de la cabaña simboliza el mundo rústico y primitivo frente al diseño interior altamente refinado, proporciones, colores, ergonometría y el sistema constructivo dan fe de estas diferencias.
Curiosamente, es el exterior el que permanece con la fuerza y robustez con la que fue pensado, el interior aparece deteriorado, probablemente, con necesidad de cuidados que no fueron previstos.

Le Cabanon asombra por la inexistencia de grandes ventanas que permitan observar la belleza del enclave, más bien sus estrechas aberturas fueron pensadas para gozar de aspectos muy concretos del exterior, un árbol, una roca, o el horizonte.

La pequeña construcción de Le Cabanon, responde a un pensamiento recurrente en Le Corbusier, el espíritu de aislamiento, la célula como modelo de supervivencia. Por ello sorprende, cuando observamos los planos de la cabaña, que no dispone de cocina, lo que se explica por la cercanía al chiringuito de Rebutato, esto hacía innecesaria esa función dentro de Le Cabanon. Se aprecia así, que el aislamiento de Le Corbusier era suplido por una suerte de vida parasitaria a expensas de las atenciones de su amigo.

En el año 1989 un grupo de profesores y alumnos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña (ETSAC), se propusieron realizar un ambicioso proyecto para estudiar y dar a conocer la obra del arquitecto suizo Le Corbusier. Durante ocho años realizaron viajes a distintas ciudades de todo el mundo en donde estaban ubicadas sus construcciones más emblemáticas, y recogieron toda la información necesaria para realizar una exposición dedicada a Le Corbusier.

La labor desarrollada durante los últimos cinco años por un grupo de profesores de la Escuela de Arquitectura de la Universidad coruñesa para acercar y enseñar a sus alumnos el legado del arquitecto Charles Edouard Jeanneret -Le Corbusier- ha culminado con la organización de una exposición pública que desde el jueves se exhibe en la sala de la Fundación Barrié de la Maza, en la ciudad de La Coruña.(…)
La exposición muestra desde sus primeras máquinas para vivir, hasta su concepción del urbanismo que experimentó en la India, pasando por sus utópicas Unidades de habitación y los edificios públicos que sembró por todo el mundo. Una reproducción a escala real de El Cabañón, la vivienda a orillas del Mediterráneo que concibió, construyó y habitó Le Corbusier es el primer elemento de la exposición, que introduce al visitante en este «Viaje al mundo de un creador a través de 25 arquitecturas», título que da nombre a la exposición.
El Mundo, 23 de marzo de 1997


Le Cabanon, junto con el resto de maquetas de esta exposición recorrería durante siete años los principales centros de exposiciones de toda España y Europa, hasta que en el 2003 finalizó su periplo en Ámsterdam y pasó a formar parte de los fondos de la Fundación Barrié de la Maza.

Finalmente, en el año 2009, esta entidad ha decidido ceder este legado a la Escuela de Arquitectura de A Coruña, que permanecerá expuesta de forma permanente, y servirá así para ayudar a que los estudiantes profundicen en la obra de uno de los arquitectos más importante del siglo XX.

Le Cabanon, con todos sus detalles a escala 1:1, excepto las pinturas originales y el exterior, y una libre interpretación de los colores originales del interior, puede ser visitada en el patio central de la ETSAC.

Leer más de esta entrada

Anuncios