La Losa o Avenida de la Fundación Príncipe de Asturias

El proyecto de ingeniería del soterrado de las vías del tren en Oviedo fue obra del ingeniero Leonardo Fernández Troyano. Con esta obra se trataba de eliminar el trazado ferroviario que transcurría a lo largo de la ciudad. El “cinturón de hierro” determinaba una barrera arquitectónica que mantenía aislados a los barrios periféricos del centro urbano. Ver ubicación (Street View – Google Maps)
.
El proyecto, iniciado por la Sociedad Cinturón Verde, fue fruto de la colaboración del Ayuntamiento de Oviedo, el Principado de Asturias, las empresas ferroviarias estatales FEVE y RENFE, el Ministerio de Obras Públicas(Fomento) y el programa europeo FEDER.
En un tiempo récord (enero de 1998-mayo de 1999) se construye esta obra sin interrumpir el tráfico ferroviario. La cubierta o Losa (como popularmente se la denomina en Oviedo) oculta la traza ferroviaria con una plataforma sustentada sobre una estructura de malla de acero, apoyada sobre 220 grandes pilares.
La Losa pasó a ser el paseo más espacioso y largo de la ciudad de Oviedo, 700 metros de longitud y 38.000 metros cuadrados de superficie, urbanizado con once inmuebles de nueva construcción, estanques y zonas ajardinadas, que obedecen al gusto personal del alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo.

En su inauguración, el 24 de mayo de 1999, fue bautizada como “avenida de la Fundación Príncipe de Asturias“, pero los ovetenses no cejaron en su empeño y continúan refiriéndose a la sepultura de las vías del tren con el “eufemismo” La Losa, logrando que incluso en Google Maps así se denomine (ni rastro del príncipe).

Al inicio de la “avenida de la Fundación Príncipe de Asturias”, en un segundo plano, aún se mantiene un edificio construido en los años sesenta, conocido popularmente como el edificio Cristal, que contrasta con la edificación de las 11 torres dispuestas a lo largo de la avenida de La Losa, que se muestran al visitante como un mosaico de colores, a través de los paneles del recubrimiento de sus fachadas. Leer más de esta entrada

Anuncios

Acueducto de los Pilares [siglo XVI, Oviedo]

Adolfo Fernández Casanova [Madrid, 12 de marzo de 1915]

El Académico que suscribe, en cumplimiento del acuerdo del señor Director, tiene el honor de someter al juicio de la Academia la siguiente ponencia:

Al Ilmo. Sr. Subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.
Con fecha 23 de enero último, el señor Vicepresidente de la Comisión provincial de Monumentos de Oviedo envía a esta Academia una comunicación manifestando que en el año de 1905, y después, en el de 1910, logró dicha Comisión provincial que el Ayuntamiento de Oviedo suspendiera la ejecución del acuerdo municipal de derribar los Arcos de los Pilares, y pasado otro lustro persiste por tercera vez la Corporación municipal en el derribo, y para evitarlo, la Comisión ofició a los señores Alcalde y Gobernador civil pidiéndoles que se suspenda la destrucción mientras no se cumplan los trámites del caso e informe esta Academia y la de San Fernando.

Aplaude esta Corporación el celo de la repetida Comisión por la conservación de un monumento que con sobrada razón considera de inestimable valor histórico, pues simboliza los cuantiosos caudales empleados por la Justicia y Regimiento ovetense, desde el primer tercio del siglo XVI, para aumentar el escasísimo caudal de aguas con que contaba la población, acordando tomar al efecto las de Ules, Boo y Naranco, emprendiendo en 1574 como elemento primordial de la construcción, el Acueducto de los Pilares, bajo la dirección del maestro Juan de Cereceda. En 1568 se acordó tomar también las (aguas) de la fuente de la Fitoria.

Mas no habiendo coronado el apetecido éxito las obras dirigidas por Cereceda, se encomendó la dirección de las mismas a Gonzalo de Bárcena, oriundo de Güenes, en la montaña de Santander, y que era a la sazón fontanero mayor de Valladolid. La obra del primitivo acueducto del maestro Cereceda se declaró inútil en 1582 y 1583 por su falta de elevación y de solidez, y se emprendió su reconstrucción por el citado Bárcena.
En las postrimerías de la centuria XVI todavía estaba la obra incompleta, y se acordó reparar y encañar el alto de los Arcos de Lavapiés, por donde pasaba el agua de Fitoria, empleando para su conducción 800 arcaduces.
De 1864 a 1865 se llevó a efecto por la Corporación municipal una nueva traída de aguas de los mismos manantiales de Boo, Lillo y Ules, prescindiendo del uso del puente-acueducto de los Pilares, por lo cual se pretende derribar. Pero si este monumento no desempeña ya la función que motivó su creación, constituye siempre un monumento histórico que representa una interesante página de piedra de la larga serie de sacrificios llevada a cabo por la histórica ciudad ovetense durante toda una centuria y que ahora, con tan mal acuerdo, se pretende hacerle desaparecer.

El acueducto tiene 400 metros de longitud por dos de latitud. Consta de dos órdenes de arcadas de medio punto de tres metros cuarenta centímetros de radio; en el primero, los muy altos pilares son prismáticos-rectangulares, tienen su paramento resaltado y ofrecen mayor salida por sus frentes que las cabezas de las arcadas que sobre ellos descansan por el intermedio de una imposta. Corona estas arcadas un sobrelecho general que recibe los pilares más remetidos del orden segundo, coronados de imposta, sobre los que insisten las arcadas superiores más remetidas a su vez que los pilares últimos. La altura máxima de la obra es de trece metros cuarenta centímetros. Dichos arcos tienen unos pequeños registros a los extremos.
El sistema de ejecución es semejante a los de la época romana, por lo que dijo el gran Jovellanos: «Los Pilares, bellísima obra de 1570, de arquitectura montañesa, pero digna de los Romanos

Debe también este Cuerpo literario examinar en el concepto arqueológico el sistema romano de conducción de aguas, comparándolo con el adoptado en las épocas posteriores, de lo que nada se dice en la razonada exposición de la Comisión provincial de Monumentos ovetense. Tomaba generalmente las aguas de un manantial y las llevaba en un conducto de fábrica que las preservaba de los cambios atmosféricos y de las impurezas del terreno que atravesaba, y por cuyo fondo corría el cristalino líquido en virtud del permanente declive de la conducción hacia la urbe que había de abastecer, y para salvar los valles empleaba el puente-acueducto llamado de Agua rodada.

Esta sencilla solución dada por los Romanos al problema de conducción de aguas, perduró en su esencia durante los siglos siguientes, y la única diferencia esencial que se encuentra entre el trazado de los antiguos y los modernos, proviene de la frecuente aplicación que desde el pasado siglo se hace de los sifones de hierro para evitar la aplicación de los grandes puentes-acueductos, que son siempre de más lenta y costosa ejecución.

Los Romanos emplearon también en muy contados casos los sifones, lo cual prueba que conocían el principio físico de equilibrio de los líquidos en los vasos comunicantes en que se fundan, y si no los adoptaron con más frecuencia era porque las ventajas que entonces ofrecían sobre el puente-acueducto estaban muy lejos de ser comparables a las que los inmensos adelantos de la fabricación del hierro proporcionan en la actualidad, y a pesar de ello pueden citarse notables ejemplos que manifiestan que en esta cuestión hemos imitado a los antiguos.

Constituyen, pues, los viajes de aguas romanos que se conservan en nuestra patria el más elocuente testimonio de la perfección relativa que en la época de los Césares alcanzó este género de obras de tan primordial necesidad para la vida de los pueblos, cuyas suntuosas fábricas ofrecen una inquebrantable solidez que desafía la acción de los tiempos, y sus robustas proporciones y grandes dimensiones reales, les imprimen un sello de grandiosidad que revelan los potentes esfuerzos de las generaciones que los han erigido.

No deben, pues, no, las Corporaciones populares recurrir a la piqueta demoledora para destruir los venerandos monumentos que nos legaron nuestros antepasados y que simbolizan su interesante historia.

Más grata y noble misión está encomendada a los Municipios, cual es la de edificar erigiendo los edificios y mejorando los servicios de policía urbana que les están encomendados.

La Academia, en vista de estas consideraciones, tiene el honor de proponer a V. I. que se ordene al Ayuntamiento ovetense la conservación de dicho monumento.

Madrid, 12 de marzo de 1915
El ponente, Adolfo Férnández Casanova

Fuente Biblioteca Cervantes virtual

Finalmente, los arcos de los Pilares fueron derribados, quedan como testigos mudos de la historia cinco arcos, que sobrevivieron, incluso, a posteriores planes de urbanismo.

.

Fermín Canella y Secades fue un defensor a ultranza de los arcos de los Pilares, como muestra en un artículo publicado en El Correo de Asturias(2 de diciembre de 1905):

– Señor Alcalde del Excmo. del Ayuntamiento de Oviedo. (…) Dicho sea con el mayor respeto. V.E. no ha considerado bien la trascendencia del acto por el que se aprobó en principio la demolición de aquel estimable monumento a cambio de exiguas ventajas y de pequeña obligación por la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte. Fuente www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/rahis.htm
Expediente sobre el acueducto de Los Pilares (extensa documentación en Biblioteca Cervantes virtual)

Ubicación arcos de los Pilares (Barrio de San Pedro de los Arcos, Oviedo) / Street View

Fuente foto antigua derribo de los arcos de los Pilares

.

IMPORTANTE: La publicidad Google Adsense que aparece al final de este post no ha sido gestionada por la autora de este blog, por lo que no me hago responsable de los productos anunciados, ni me genera ningún tipo de ingresos, dicha publicidad es generada por WordPress, y a dicha empresa van dirigidas las ganancias que los “click” sobre las empresas anunciadas generen.

Le Corbusier [film de Jacques Barsac – 1987]

http://www.fondationlecorbusier.fr/

www.greatbuildings.com/architects/Le_Corbusier.html

Mensaje de Le Corbusier a los estudiantes de Arquitectura

Le Cabanon de Le Corbusier en la ETSAC

.

IMPORTANTE: La publicidad Google Adsense que aparece al final de este post no ha sido gestionada por la autora de este blog, por lo que no me hago responsable de los productos anunciados, ni me genera ningún tipo de ingresos, dicha publicidad es generada por WordPress, y a dicha empresa van dirigidas las ganancias que los “click” sobre las empresas anunciadas generen.

Obelisco de Santiago Calatrava

Obelisco de Plaza de Castilla [Madrid, España]

Monumento erigido por Caja Madrid en conmemoración de su Tercer Centenario. Situado en el centro de la Plaza de Castilla [Paseo de la Castellana, ver ubicación en Google Maps].

Se trata de un gigantesco cilindro de acero y bronce de 93 metros de altura, 2 metros de diámetro interior y 572 toneladas de peso. Su base está constituida por un cono truncado elevado en su vértice hasta seis metros sobre el rasante de la plaza.

La pieza principal de esta obra es un mástil vertical formado por el mencionado núcleo cilíndrico de dos metros de diámetro, construido con acero con espesores variables desde 80 milímetros en la base hasta 25 mm en la coronación. En este fuste se han anclado 493 lamas o costillas de bronce basculares de bronce dorado de 7,70 metros de altura cada una, agrupadas en 11 tramos a lo largo del fuste, cada uno de ellos formado por 42 costillas o barras de bronce dorado enlazadas en sus extremos. En el interior del fuste se sitúan los mecanismos de accionamiento, así como una escalera interior hasta la coronación.

Toda la superficie del monumento está dotada de un suave movimiento de basculación que se transmite a través de la vinculación existente en los extremos de las costillas, dando lugar a un aparente movimiento de ascensión de una onda. La solución mecánica finalmente prevista incorpora 126 mecanismos hidráulicos que permiten al monumento diferentes movimientos y ritmos. El Monumento incorpora instalaciones eléctricas, de alumbrado, de motorización y de balizamiento.

El monumento cuenta con cuatro cañones de luz tangenciales a la estructura y un cañón en la parte superior que iluminan verticalmente el cielo y que permitirán que el monumento de Caja Madrid destaque en el nuevo perfil de la zona Norte de la capital de España.

Fuente información:

Fundación Caja Madrid

http://abelgalois.blogspot.com/2010/02/obeliscos-de-calatrava.html (contiene vídeo detalles constructivos)

www.calatrava.com/

Fuente imagen:

www.flickr.com/photos/tintachina/sets/72157622954846873/

Obelisco de Santiago Calatrava [ TimeLapse, autor Luis Caldevilla]

Santiago Calatrava proyectó también el  Technion Obelisk, por encargo  del Israel Institute of Technology:

Entradas relacionadas:

Santiago Calatrava en Oviedo

CALATRAVA las alas del World Trade Center

.

IMPORTANTE: La publicidad Google Adsense que aparece al final de este post no ha sido gestionada por la autora de este blog, por lo que no me hago responsable de los productos anunciados, ni me genera ningún tipo de ingresos, dicha publicidad es generada por WordPress, y a dicha empresa van dirigidas las ganancias que los “click” sobre las empresas anunciadas generen.

Historias del Teatro Jofre de Ferrol y el edificio anexo

En el año 1871, tras muchas dilaciones, se recaudó el dinero suficiente para iniciar las obras de un teatro en Ferrol (actual teatro Jofre). Se procedió a solicitar al Ayuntamiento un terreno de propiedad municipal, tras la iglesia de San Julián, y el 20 de abril de ese mismo año se hizo efectiva la cesión.
Los planos y presupuestos definitivos elaborados por Faustino Domínguez fueron revisados y desestimados, por entenderse que no se disponía de dinero suficiente para llevarlos a cabo. Por este motivo se solicita un nuevo diseño al escenógrafo Eusebio Lucini y Bidermann, quien remite en junio de 1871 una planta y sección, su diseño se basaba en modificaciones, según su parecer y experiencia como escenógrafo, de los planos originales de Faustino Domínguez. La principal aportación de Eusebio Lucini consistió en reducir las dimensiones del teatro, en especial el ancho de la sala, para acomodar el proyecto a un presupuesto más ajustado. Esta reducción de tamaño fue traspasada a los planos definitivos del arquitecto municipal Marcelino Sors Martínez, de manera que el teatro no ocuparía el ancho total de la parcela disponible, fue una drástica decisión que daría lugar a la peculiar configuración de la “manzana” que se mantiene aún hoy.
.
.
Las indicaciones de Eusebio Lucini fueron trasladadas a Marcelino Sors Martínez, a quien se encomendó la redacción definitiva de los planos y la dirección de obra, ya que Eusebio por ser escenógrafo carecía de la titulación requerida. Las ideas de Eusebio Lucini, en cuanto a disminución de la planta del teatro, se vieron reflejadas en que en la parte más septentrional del solar se dejó espacio para levantar un edificio anexo pero de uso independiente, que aspiraban a convertir en fuente de ingresos destinándolo a alojar al personal de las compañías de teatro, etc…

Fachada actual del teatro Jofre, y edificio anexo en la fachada Norte (derecha)
La inauguración oficial de los trabajos para la edificación del teatro fue el 1 de enero de 1872, no tardaron en llegar los problemas económicos que interrumpirían varias veces la ejecución del proyecto. Tantas vicisitudes acabaron con la intervención del ayuntamiento en noviembre de 1878, y en enero de 1879 Marcelino Sors renuncia a la dirección de las obras. En junio de 1879 el nuevo arquitecto municipal, Patricio Bolomburu se hace cargo del trabajo, pero no durará mucho, debido a que las cuestiones económicas siguen sin resolverse.
.

——————————————————————————————————————————————

.
En el curso 2004-05 se propuso a los alumnos de Proyectos 3 (profesora: Myriam Goluboff  Scheps), de la Escuela Técnica Superior de Arquitectos de A Coruña, realizar un “proyecto de actuación” sobre la fachada Norte del Teatro Jofre (sin ánimo de llevarlo a la práctica). Se trataba de convertir el famoso edificio anexo, pero independiente del teatro, en un inmueble gestionado como fundación, donde se ubicarían oficinas de administración de la Universidad de A Coruña. Los planos que aparecen, en esta entrada, corresponden al proyecto presentado por Julio J. Guardado Díaz (1982-2009)
La finalización de las obras del teatro permanece colapsada hasta el año 1897, momento en el que aparece la figura que dará impulso al proyecto, Joaquín Jofre y Maristany, ferrolano que había emigrado a Argentina en su adolescencia y que retornaría en 1889 a Ferrol. El 1 de julio de 1989 se compromete a financiar las obras, a cambio se le cederá el solar contiguo al teatro, formaría parte de la Junta Administrativa, y tendría el honor de bautizar el teatro con su apellido.
Se le ofrece dirigir las obras, de nuevo, a Marcelino Sors Martínez, que lo rechaza, y será retomado su trabajo por Manuel Riva de Soto. Cuando las obras estaban entrando en su tramo final una nueva fatalidad vino a sumarse a las anteriores, la crisis económica argentina de 1891imposibilitó que Joaquín Jofre siguiera aportando los últimos plazos del dinero prometido. Se recurre al préstamo como último recurso y la venta del solar contiguo al teatro, a la sazón propiedad de Joaquín Jofre, cuyo dinero es reintegrado para subvencionar la finalización de las obras en el año 1892.
.
—————————————————————————————————————————————–

[ Proyecto presentado por Julio J. Guardado Díaz, para la remodelación edificio anexo al Teatro Jofre, Proyectos 3, ETSAC ]
Los escasos beneficios derivados de la explotación del teatro condujeron a la quiebra económica en 1897, y tras años litigando por recuperar cada cual su inversión, la Junta Administrativa propuso la quiebra efectiva de la Sociedad el 15 de enero de 1910. A partir de este momento el teatro será gestionado por el mayor accionista, el Hospital de la Caridad ferrolano, y la Junta del Hospital se encargará de tomar las decisiones sobre su funcionamiento. Pronto se convenció la Junta de Gobierno del Hospital de la imposibilidad de obtener beneficios con la administración del teatro, a la vez que cundía la idea de que la explotación del local no encajaba con la filosofía marcada por los principios tradicionales cristianos, por todo ello el 12 de noviembre de 1919 fue vendido a Isaac Fraga Penedo por 217.500 pesetas.
Una de las primeras intervenciones acometidas por el nuevo empresario, Isaac Fraga, fue dotar al teatro de una nueva fachada, que le hiciera destacar y dejara de tener un aspecto vulgar. El proyecto de reforma fue llevado a cabo por el arquitecto Rodolfo Ucha Piñeiro (1882-1981), considerado como el mejor representante del modernismo en Ferrol. La fachada estaría organizada por pilastras y precedida por un pórtico. También proyectó la remodelación de la plazuela frente al teatro.
La culminación de la remodelación del teatro Jofre llegaría cuando se destinó a sala de cine en 1947, sería entonces sometido a una drástica reforma por parte del arquitecto Arturo Fraga Framil, hijo del propietario. Las reformas más desafortunadas sucedieron en el interior, donde se eliminaron palcos de platea para aumentar el aforo, y alterando la decoración original interior hasta hacerla irreconocible.
A finales del siglo XX, su rendimiento económico era escaso y cerraría sus puertas, cayendo el edificio en un abandono total. El teatro Jofre, en mayo de 1994 fue comprado por el Ayuntamiento de Ferrol y la Xunta de Galicia.
Fuente información La construcción y gestión de un espacio escénico: El teatro Jofre de Ferrol a través de la documentación del Hospital de la Caridad [autores Jesús A. Sánchez García, Carlos M. Fernández Fernández, 1994, pdf]
.
Desde el año 1998 al 2005, varias corporaciones municipales ferrolanas impulsaron la rehabilitación del teatro, condenado al abandono. El arquitecto Rafael Baltar(1933-2004) sería el encargado de devolverle el esplendor al edificio, que había adquirido tras la intervención de Rodolfo Ucha en la fachada. Rafael Baltar dotó la fachada sur de una galería como gran novedad exterior.
.
IMPORTANTE: La publicidad Google Adsense que aparece al final de este post no ha sido gestionada por la autora de este blog, por lo que no me hago responsable de los productos anunciados, ni me genera ningún tipo de ingresos, dicha publicidad es generada por WordPress, y a dicha empresa van dirigidas las ganancias que los “click” sobre las empresas anunciadas generen.

ENNIS-Brown House [ Frank Lloyd Wright ]



Frank Lloyd Wright diseñó por encargo de Charles Ennis una casa que fue construída en el año 1924. Pertenece a una etapa en la que Wright se inspiraba en las construcciones de los antiguos templos mayas.De la conjunción entre plasticidad y retícula ornamental surgió la idea del empleo de una “retícula constructiva” por parte de Wright: “Textile-Block Houses“. A partir del año 1920 Wright convierte el uso de la retícula en su filosofía. Consiguió convertir un material, el hormigón (concrete), en un producto de gran resistencia, haciendo composiciones de piezas iguales, con una fabricación y montaje precisos, un aceptable rendimiento y que necesitaba para su colocación un mínimo de mano de obra especializada.

Para mejorar la resistencia del sistema de retículas, Wright colocaba una trama de acero en los laterales de los bloques. También sustituyó los moldes de madera por los metálicos, consiguiendo piezas más regulares.


Se suponía que tanto los bloques como las paredes eran impermeables al agua. Wright empleaba un muro doble, según el arquitecto, la cámara de aire interior mejoraba el aislamiento térmico, pero lo cierto era que este espacio era necesario para asegurar la precisión de las paredes. La Ennis House fue construída con este sistema en el año 1924.

Palacio de Congresos-Auditorio Príncipe Felipe

El Palacio de Congresos-Auditorio Príncipe Felipe [Oviedo] se inauguró en el año 1999.
El edificio fue proyectado por el arquitecto Rafael Beca, arquitectura neoclásica sobre el antiguo depósito de aguas de Oviedo del que se respetó su arquitectura original, arcos y bóvedas del antiguo aljibe, que databa de 1846.


Autor dibujos Julio J. Guardado Díaz [ Fuente http://jujo.deviantart.com/gallery/ ]


Visita virtual Palacio de Congresos-Auditorio

www.palaciocongresos-oviedo.com/es/auditorio.php

Palacio de Congresos- Auditorio Príncipe Felipe/ Bing Maps/ Vista de pájaro

IMPORTANTE: La publicidad Google Adsense que aparece al final de este post no ha sido gestionada por la autora de este blog, por lo que no me hago responsable de los productos anunciados, ni me genera ningún tipo de ingresos, dicha publicidad es generada por WordPress, y a dicha empresa van dirigidas las ganancias que los “click” sobre las empresas anunciadas generen.