GINKGO biloba en Santiago de Compostela

El orden de las Ginkgoales pertenece a un “linaje de la botánica” muy antiguo, que contiene numerosos géneros y especies actualmente extinguidos. Las Ginkgoáceas están representadas por una sola especie viviente: el Ginkgo biloba. Fuente Biología y Botánica

El Ginkgo biloba es un “fósil vivo”. Sus parientes más cercanos se encontraron fosilizados y databan del Pérmico, hace unos 270 millones de años. Esta especie arbórea se extendió por todo el hemisferio Norte durante el Jurásico medio y el Cretáceo, para comenzar a escasear a partir de entonces. En el Paleoceno, el Ginkgo biloba actual era la única especie que quedaba y, al final del Pleistoceno, los fósiles de Ginkgo desaparecieron de todos los registros a excepción de una pequeña zona de la China central donde habían sobrevivido.

La reproducción del Ginkgo biloba es muy extraña y primitiva: el Ginkgo es una gimnosperma. Sus “brotes femeninos” llevan dos óvulos cada uno. Cuando el viento los poliniza, introduce dos anterozoides. El fruto cae antes de que los anterozoides fertilicen los óvulos.
Mucho tiempo después, ya descompuesta la pulpa que envuelve al óvulo, los anterozoides nadan ayudándose con sus cilias hasta la cámara polínica de la oosfera y fertilizan uno de los dos óvulos, produciendo la semilla. Sólo el Ginkgo y las cicadáceas tienen “esperma” móvil, capaz de alcanzar la cámara desplazándose por sus propios medios. Casi todas las gimnospermas son monoicas, es decir que ambos sexos conviven en la misma planta, en el Ginkgo biloba nos encontramos árboles macho y árboles hembra.

Los dinosaurios fueron los responsables de “escarificar” las semillas de los Ginkgos, es decir, que ingerían el fruto (óvulo) del árbol y al defecar lo dejaban convertido en semilla. Pero, tras la desaparición de los dinosaurios en el Jurásico, sobrevino una época crítica que casi llevó a la extinción a este preciado árbol, sólo resuelta con el advenimiento de los mamíferos que prosiguieron la labor de fecundación del óvulo de Ginkgo biloba, aunque con menos acierto que los dinosaurios.


En 1691, el botánico alemán Engelbert Kaempfer descubre un ejemplar de Ginkgo en Japón, luego se encontrarían miles. Por un azar del destino, el Ginkgo había sobrevivido en China. Los monjes budistas conocían sus múltiples propiedades fitoterapéuticas, por lo que lo protegieron y comenzaron a cultivar de forma artificial. En el siglo XII los monjes lo introdujeron en Japón, y allí comenzó a extenderse su cultivo, más que en China.


En el siglo XVII fue introducido en Francia y Alemania, debido a sus propiedades medicinales, y en el siglo XX en Santiago de Compostela como árbol de ornamentación del Campus Sur Universitario.

El Ginkgo biloba es conocido por sus efectos terapéuticos, aunque algunos no han sido comprobados de manera fidedigna.

El Ginkgo biloba es especialmente resistente a plagas, contaminación y temperaturas extremas. En 1945, tras la explosión nuclear que devastó la ciudad de Hiroshima, el Ginkgo plantado en pleno centro de la ciudad soportó sus efectos y volvió a florecer en 1946.

Ginkgo Museum

Fuente imágenes Ginkgo biloba en Santiago de Compostela http://picasaweb.google.es/santiagodecompostelabelgalois/ArbolDeGinkgoBiloba#slideshow/5409522078033293538

Campus Sur/ Ginkgos/ Street View/ Santiago de Compostela

Fuente información:

http://axxon.com.ar/rev/124/c-124Divulgacion.htm


Más información sobre el Ginkgo biloba:

.

IMPORTANTE: La publicidad Google Adsense que aparece al final de este post no ha sido gestionada por la autora de este blog, por lo que no me hago responsable de los productos anunciados, ni me genera ningún tipo de ingresos, dicha publicidad es generada por WordPress, y a dicha empresa van dirigidas las ganancias que los “click” sobre las empresas anunciadas generen.

Acerca de nieves
Nací en Bustiello (Santa Cruz de Mieres), un pueblecito asturiano a la orilla del río Aller. Actualmente vivo en Santiago de Compostela e intento enseñar matemáticas en centros públicos de Galicia.

One Response to GINKGO biloba en Santiago de Compostela

  1. Hola, preciosas las fotos. Me encanta este árbol. Por si a alguien le gusta tanto que quiere tener uno en casa (como yo, jeje) he encontrado información sobre cómo tenerlo en forma de bonsai, por si a alguien le interesa http://ginkgobilobaweb.com/como-bonsai-tipos-y-cuidados/

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: