Isla de Pascua: Te Pito o Te Henua

Te Pito o Te Henua (Ombligo de la Tierra) es el nombre original de Isla de Pascua (también conocida como Rapa Nui).

Isla de Pascua está ubicada en el extremo oriental de la Polinesia, en el Océano Pacífico Sur [Latitud 27° 9′ Sur – Longitud 109° 27′ Oeste]. Se encuentra a 3.700 km de la costa de Chile y a 2.600 km de Mangareva en el archipiélago de Gambier. Es una de las tierras insulares habitadas más aisladas del mundo, pero el extremo aislamiento de Rapanui, no fue obstáculo para que el ser humano la descubriese y colonizara.Los volcanes Poike, Rano Kau y Terevaka fueron emergiendo del fondo oceánico, hace 3 millones a 10 mil años. Las constantes emisiones de lava acercaron a los volcanes entre sí, dando origen a la Isla de Pascua (Rapa Nui).

La colonización del Pacífico comenzó hace varios miles de años, cuando poblaciones que formaban parte del grupo austronésico comenzaron a migrar desde el sureste asiático e internarse en el Pacífico. Hace unos 4000 años, pequeñas poblaciones asentadas en las islas de las Nuevas Hébridas (Vanuatu) , las Islas Salomón y el archipiélago de Bismark, comenzaron a poblar la vasta extensión del Pacífico y sus islas. Durante los siguientes 500 años continuaron navegando en contra de los vientos dominantes, asentándose en algunas de las muchas islas que encontraron en su camino. Finalmente llegaron a Fiji, donde se asentaron al menos un milenio, desarrollando la cultura que hoy conocemos como polinésica. Desde allí colonizaron las islas de Tonga y Samoa, alrededor del año 1000 antes de nuestra era. Navegaron hacia el Este, hacia el Pacífico central, cruzando grandes extensiones de océano para llegar a las Islas Marquesas en el Pacífico Oriental.

Los movimientos de estas poblaciones, han sido documentados a través de sitios arqueológicos en los que aparece una cerámica con decoraciones incisas, denominada Lapita. Los patrones geométricos de la decoración de esta cerámica la podemos encontrar posteriormente en diseños de los tatuajes de Samoa, mazos de guerra de Tonga, motivos tallados en los remos ceremoniales de las Islas Australes y diseños de las capas y mantas de tela de corteza de Samoa.

Los colonizadores partían para quedarse en las nuevas tierras, llevando consigo herramientas, alimentos, plantas y animales para comenzar una vida nueva. De esa manera, un grupo de colonizadores llegó a poblar la isla de Rapa Nui, se cree que debió suceder en los primeros siglos de nuestra era. Los recién llegados se encontraron en una isla con limitados recursos, aislados de otros lugares poblados y en ella desarrollaron una cultura compleja y fuertemente estratificada. La magnificencia de los restos de la antigua cultura Rapa Nui, demuestra un extraordinario conocimiento de arquitectura, arte, astronomía …