Bustiello, paternalismo industrial del marqués de Comillas

Antonio López López, nacido enComillas en el año 1817, fue uno de los mayores potentados de España durante la segunda mitad del siglo XIX, gracias a las empresas que supo organizar desde el humilde entorno familiar del que procedía. Establecido en Barcelona, tras su periplo empresarial en la isla de Cuba, poseía una gran fortuna (la Compañía Trasatlántica, el Banco Hispano Colonial, la Compañía de Tabacos de Filipinas, el Coto Minero de Aller, la Compañía de Ferrocarriles del Norte) que le ayudó a participar en la actividad económica, política y social española del siglo XIX, gracias a la cual le fueron otorgados diversos honores por el rey Alfonso XII, entre ellos el título de Marqués de Comillas.

Adquiere las concesiones de las minas de laSociedad Minera la Montañesa en 1883 para abastecer de carbón a sus otras dos grandes empresas, los Ferrocarriles del Norte y la Compañía Trasatlántica. Tras su muerte precísamente en 1883, su hijo Claudio Lopez Brú, también Marques de Comillas, hereda ésta entre otras empresas, aunque hasta 1892 no se escritura la Sociedad Hullera Española (SHE).

Claudio López Brú había nacido en Barcelona en el año 1853, poco tiempo después de la llegada de sus padres y sus tres hermanos desde la isla de Cuba para asentarse definitivamente en España.

La Sociedad Hullera Española, propiedad del Marqués de Comillas, fue una de las primeras empresas que explotaron la riqueza de la Cuenca minera asturiana. Propietario de muchas de las explotaciones ubicadas en Mieres, Aller y Lena, ayuntamientos con los que la empresa tuvo diversos conflictos y generaron la idea de la creación de un concejo minero que abarcara las parroquias de Ujo, Santa Cruz, Carbanzo, Caborana, Boo y Moreda, creando en Bustiello su capital, como ejemplo de la política social de la empresa; en Ujo el centro administrativo y en Caborana y Moreda el núcleo industrial.

Claudio López Brú fue un ferviente católico, difusor de la Encíclica Rerum Novarum, y promotor de la Asociación Católica. Es la figura que simboliza el llamado paternalismo industrial histórico. Ideó ‘el poblado de Bustiello’ como capital de un soñado concejo minero que abarcaría todas sus propiedades y destinado a unos obreros que inspirados por su ideología fueran ejemplo para el resto, alejados de la influencia de los sindicatos obreros reivindicativos y por tanto peligrosos, para sus intereses como patrono. Logró así la neutralización del potencial revolucionario del proletariado minero asturiano brindando al personal de la Sociedad Hullera Española un estado de bienestar sorprendente para la época, fue precursor de políticas sociales asumidas después por el Estado.
La empresa del Marqués de Comillas construyó todo un pueblo, con cómodas viviendas, escuela para los hijos de los empleados y para los propios trabajadores (clases nocturnas), hospital, una magnífica iglesia, etc.

Así es como a orillas del Aller, en terrenos ganados al río, fue construido entre 1890 y 1925, el poblado de Bustiello.

Poblado minero Bustiello, Google Maps

1 .- Iglesia2.- El casino3.- Casas unifamiliares mineros 4.- Chalet del ingeniero D. Isidro

5.- Chalet del ingeniero Moreno 6.-Sanatorio u hospitalillo7.- Escuela de niños de La Salle

8.- Escuela de niñas de Hijas de la Caridad 9.- Farmacia. Tomado de El poblado minero

Las influencias constructivas son variadas; se corresponden a las que en su época, fines del s. XIX y principios del XX, se imponían.
En la margen izquierda del río, limitado también por la vía del ferrocarril minero, se trazó el perímetro del poblado, a partir de un trazado en cuadrícula y de una jerarquización de niveles que señala ya el lugar que corresponde a cada status.

En 1967, el poblado minero pasó a formar parte del patrimonio de la empresa estatal HUNOSA y las viviendas obreras que estaban en arriendo fueron vendidas a sus inquilinos en 1970.

Leer más de esta entrada