La Tomatina de Buñol


Todo empezó el último miércoles del mes de agosto de 1945. Al paso de las autoridades y la banda de música durante un desfile de “gigantes y cabezudos” un grupo de estos jóvenes, que querían participar en la comitiva, empujaron a los que iban disfrazados. Uno de los participantes cayó al suelo y al levantarse comenzó a golpear a todo el que se encontraba allí, por lo que todos comenzaron a pelearse entre sí. El ‘destino’ quiso que en las proximidades se encontrara un puesto de verduras y hortalizas con las cajas expuestas en la calle para su venta, comenzando los jóvenes a tirarse tomates unos a otros hasta que las fuerzas de orden público intervinieron para poner fin a aquella “batalla” y condenaron a los responsables a pagar los destrozos realizados.

Al año siguiente los jóvenes repitieron el altercado, sólo que esta vez llevaron los tomates de su casa. De nuevo fueron disueltos por las fuerzas del orden. Tras repetirse esto mismo en los años sucesivos la fiesta fue consentida pero no oficialmente reconocida.

A principio de los años 50 el Ayuntamiento de Buñol prohibió la celebración de la Tomatina hecho que no frenó a algunos participantes que llegaron incluso a ser encarcelados. El pueblo pedía que la fiesta se permitiese y tal fue su insistencia que las autoridades definitivamente la consintieron. Cada vez acudía más gente a la fiesta con los bolsillos cargados de tomates y dispuestos a tirarse agua, a meterse en las fuentes y demás ‘actos vandálicos’. El problema era que esta batalla campal acababa afectando a aquellos que ‘solo querían mirar’ y en alguna ocasión fue ‘atacada’ alguna personalidad importante. Así que la festividad fue de nuevo prohibida.

En 1955 y en señal de protesta se celebró ‘el entierro del tomate’, una gran manifestación en la que los vecinos portaron un ataúd con un gran tomate dentro, acompañados por la banda de música, que interpretaba marchas fúnebres a su paso.

En el año 1957 se permitió definitivamente la Tomatina y ahora es el propio Ayuntamiento el que organiza y promociona este día que les ha hecho famosos en el mundo entero.

Desde 1980 es el Ayuntamiento quien provee de tomates a los participantes, siendo cada año mayor el número de toneladas de tomates utilizados, así como el de visitantes.

El 27 de agosto del 2002, la Secretaría General de Turismo, concedió el título de “Fiesta de Interés Turístico Internacional” a la ‘Tomatina de Buñol’. Tomado de www.latomatina.es/index.php

Este año como siempre fiel a su cita, el miércoles 27 de agosto, llegó la Tomatina y fueron ‘agraciados’ con el detalle de ser incluidos en el logo de GOOGLE. En Galicia también esperaremos a que GOOGLE haga publicidad de la Fiesta del Agua de Vilagarcía…

Hay voces que discrepan del mal uso que se hace del agua y del tomate. Y quien cree que mientras haya hambre en el mundo puede resultar hiriente ver estas imágenes de despilfarro, pero en cuanto a esto último agregaría yo que la mejor fórmula para solucionar la hambruna en el mundo será el compromiso de los países del Primer Mundo a donar el 0,7 % del PIB al Tercer Mundo.

Y que sigan corriendo los tomates por las calles de Buñol, en la Comunitat Valenciana.


LA TOMATINA

G O O G L E: Premio Príncipe de Asturias 2008

Anuncios

Acerca de nieves
Nací en Bustiello (Santa Cruz de Mieres), un pueblecito asturiano a la orilla del río Aller. Actualmente vivo en Santiago de Compostela e intento enseñar matemáticas en centros públicos de Galicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: